Aviso Legal
Política de Privacidad

Grupos Electrógenos

Los grupos electrógenos son sin ninguna duda una de las mejores soluciones para el uso en las explotaciones agrícolas, ya sea como fuente de suministro eléctrico, soporte para instalaciones de riego o explotación ganadera. Siendo indispensable cuando el abastecimiento de red no es posible o hay fallos periódicos en el suministro eléctrico.

Aunque las energías renovables (energía solar, energía eólica, etc.) se están expandiendo poco a poco en todos los ámbitos, aun así hoy por hoy, el grupo electrógeno es la solución más utilizada en este sector.

Veamos qué características conviene tener en cuenta a la hora de adquirir un generador para usar con sistemas de riego.

RECOMENDACIONES GENERALES SOBRE EL GRUPO ELECTRÓGENO

Es aconsejable a la hora de seleccionar un grupo electrógeno para sistemas de riego decantarse por un equipo fiable, de alto rendimiento y alta durabilidad, que proporcione una energía ininterrumpida durante todo el proceso de riego.

Dado que el proceso de riego por regla general suele ser un proceso prolongado que requiere varias horas de uso al día, la mejor alternativa es optar por un grupo electrógeno diésel de potencia continua, dado que este tipo de equipos son capaces de funcionar de forma ininterrumpida durante largos periodos de tiempo.

Conviene elegir un arranque rápido y sencillo que evite tiempos de espera innecesarios.

ASPECTOS IMPORTANTES DEL GRUPO ELECTROGENO PARA RIEGO

En el momento de adquirir un grupo electrógeno para riego, hemos de valorar una serie de aspectos fundamentales siempre teniendo en cuenta las necesidades y los diferentes factores que pueden afectar a nuestra instalación:

NIVEL DE POTENCIA

Obviamente la potencia del grupo electrógeno variara dependiendo de la potencia de las bombas de riego y maquinaría que tengamos instaladas en el sistema de riego. Conviene seleccionar correctamente la potencia del grupo electrógeno para que soporte de sobra toda la potencia que tenemos instalado en nuestro circuito de riego.

Es conveniente que el grupo electrógeno no trabaje por encima del 80% de su capacidad total para garantizar una vida útil prolongada del aparato.

RUIDO

Dependiendo de la ubicación final donde se realice la instalación del grupo electrógeno, sobre todo en instalaciones cercanas a zonas urbanas o suburbanas, o si durante el proceso de riego se realizan otras labores en la zona circundante al grupo electrógeno, es recomendable que cuente con una buena insonorización para evitar molestias por un elevado índice de ruido. Recordemos que toda fuente de ruido que se eleve por encima de los 90 dBA puede ser perjudicial para salud y cuásar problemas graves y/o trastornos en el organismo.

CLIMATOLOGIA

Hay que tener en cuenta que el factor climatológico y las condiciones medio ambientales que ha de soportar el grupo electrógeno, ya que pueden influir en el funcionamiento del grupo electrógeno. Así, por ejemplo, por cada 5 grados de temperatura por encima de los 20 grados centígrados puede reducir hasta un 2% de la potencia del grupo y similar para temperaturas inferior.

Por este motivo y el anterior, en instalaciones realizadas a la intemperie conviene dotar al grupo electrógeno con una cabina adaptada a cada situación, para que mitigue en la medida de lo posible el exceso de ruido y las condiciones climatológicas adversas.

¿DIÉSEL O GASOLINA?

Para grupos electrógenos de uso prolongado como es el caso que nos atañe, nos decantaremos siempre por un grupo electrógeno diésel. El dinero que ahorraremos en combustible debido al gran número de horas que ha de estar en funcionamiento, suplirá con creces el incremento de precio en la compra, reparaciones, repuestos y mantenimiento que supone un motor diésel.

Para aquellos sistemas de riego de uso muy esporádico con periodos de actividad muy cortos puede resultar más rentable un grupo a gasolina, aunque estos serán casos muy puntuales.

PORTABILIDAD

Muchos fabricantes de grupos electrógenos, incluyen en la mayoría de sus modelos opciones de portabilidad. La posibilidad de desplazar el grupo electrógeno allí donde se requiere su uso, nos dota de una gran capacidad de adaptación, lo que supone una gran ventaja respecto a los modelos estáticos.

Podemos encontrar en el mercado algunos fabricantes que pueden adaptar modelos únicamente estáticos, para que cuenten con esta característica.

PANEL DE CONTROL Y CUADRO ELÉCTRICO

Gracias al cuadro eléctrico y/o panel de control podremos automatizar los procesos de riego, pudiendo programar el inicio, duración, frecuencia, etc., permitiendo un mayor control y ahorro del sistema de riego.

Las últimas tecnologías incorporadas a la fabricación de grupos electrógenos, y sobre en la integración de los paneles de control de los generadores, están permitiendo controlar desde dispositivos móviles, tabletas o PC’s, las principales funciones del grupo electrógeno y sus componentes, desde cualquier punto del planeta, vía internet.

Esta tecnología nos brinda además la posibilidad de estar totalmente informados de estado actual del grupo, con alertas y avisos en caso de averías o fallos en el equipo.